Cómo organizar tu propia boda y ahorrarte intermediarios

Casarse es una de las experiencias más bonitas de nuestra vida pero también una de las más caras. A la hora de plantearse la ceremonia y la posterior celebración hay que equilibrar el presupuesto para evitar deudas y poder comenzar la aventura matrimonial con buen pie. Una de las mejores estrategias que podemos usar para ahorrar costes es el de convertirnos en nuestro propio wedding planner y organizar tu propia boda sin gastarte dinero en costosos intermediarios y asegurándote que todo está totalmente a tu gusto.

En esta nueva aventura serán las listas tu principal aliado.

1.- Recomendamos comprar un cuaderno para hacer listas con todo lo necesario en cada momento y una agenda en la que ir poniéndonos fechas límite para ir solucionando los distintos preparativos. Una de las primeras cosas que hay que realizar es especificar el presupuesto total con un pequeño margen de error. Una vez realizado le restamos el precio del vestido de novia, el traje, las flores, las ubicaciones y todo lo que podamos saber con certeza y comenzamos a mirar alternativas en todos los gastos. Poner flores de plástico en vez de naturales, buscar la compañía que nos alquile el autobús de forma más barata o utilizar un comparador para encontrar la luna de miel más económica, entre otros.

2.- Una opción alternativa a gastarse gran parte del presupuesto en el lugar de la celebración es alquilar carpas para bodas y fiestas y contratar un catering para que nos monte el banquete en la misma. Es bastante económico y nos permite celebrar la ceremonia en una parcela de nuestra propiedad o de algún conocido sumando el encanto de las bodas al aire libre al ahorro de alquilar un espacio cerrado. Aun teniendo que alquilar el espacio, el aire libre siempre es más barato que la ciudad y puede ser significativamente más bonito.

carpas para bodas y fiestas - GrupVall

3.-La otra parte más importante del gasto en una boda es la elaboración de la lista de invitados.

Lo recomendable es hacer dos listas. La primera con los invitados imprescindibles y la segunda con la gente que nos gustaría invitar. Si mandamos las invitaciones con suficiente tiempo de antelación siempre podremos ir cambiando las cancelaciones por las personas de la segunda lista sin que parezca que ha sido una decisión de última hora.

listas_invitados_bodas

4.- En algunos lugares de España es costumbre que los invitados paguen su propio cubierto, si en tu tierra ocurre esto hay que tener en cuenta la situación económica y no presentar un menú demasiado caro que asuste a los invitados. Para tener una boda de ensueño es más importante tener a la gente que más te importa que un menú de alta cocina de más de cien euros. Aun así, hay propuestas bastante económicas de cocina vanguardista que podrán hacer las delicias de todos.

5.- Para terminar, no podemos olvidar la elaboración de la lista de bodas que puede hacer que la celebración se convierta más en una inversión que en un gasto y que logremos adquirir todos esos objetos y productos que necesitamos para comenzar la nueva etapa de vida en común.

Comments are closed.