El costo de los alimentos aumenta un 38% desde 2020.

Según los últimos informes económicos, se ha revelado que el costo de los alimentos ha experimentado un incremento significativo del 38% desde el año 2020. Este dato alarmante refleja una tendencia preocupante que impacta directamente en la economía de los consumidores a nivel global. La subida de precios en productos básicos como cereales, frutas, verduras y proteínas ha generado inquietud entre la población, especialmente en aquellos sectores más vulnerables. Este aumento repentino en el valor de los alimentos, que ha sido atribuido a diversos factores como la inflación, la escasez de materias primas y los problemas logísticos, plantea un desafío tanto para los hogares como para los gobiernos en términos de garantizar el acceso a una alimentación adecuada y a precios asequibles.

El incremento de los precios de los alimentos es un duro golpe para los consumidores

Index

El precio de los alimentos se dispara desde el inicio de la pandemia, afectando a la economía familiar

La cesta de la compra importa un 38% más que hace tres años, según los datos aportados por la Organización de Consumidores y Usuarios. El incremento de los precios ha disparado, además de otras partidas relacionadas con el transporte, los servicios, la energía o el bienestar, el coste de la alimentación.

En el ejercicio comprendido entre 2020 y 2023, gran parte de los productos destinados a la ingesta humana se han encarecido; algunos, incluso, han duplicado su precio. De los 122 alimentos «muy habituales» con que la OCU realiza su indicador, se observan alzas en casi todos ellos. La cesta de la compra estándar con que trabaja la organización incluye alimentos frescos, marcas blancas y marcas de fabricante.

Los principales incrementos se observan en alimentos muy habituales en las mesas de los ciudadanos. El litro de aceite de oliva suave ha aumentado un 225% respecto al año en el que se inició la pandemia. El azúcar, por su parte, repunta un 91% en los últimos cuatro años. Otros incrementos significativos se constatan en el zumo de naranja (81%), la docena mediana de huevos (67%) y el kilo de arroz redondo (66%).

Incremento del 38% en alimentos es un duro golpe para los consumidores