El invierno pasado fue el segundo más cálido desde 1961.

Según los datos recopilados por la Organización Meteorológica Mundial, el pasado invierno fue el segundo más cálido desde 1961. Este hecho representa una preocupante tendencia en el aumento de las temperaturas a nivel global. Durante la estación invernal, se registraron temperaturas por encima de lo habitual en gran parte del mundo, lo cual ha generado impactos significativos en diversos ecosistemas y comunidades. Este fenómeno, que se suma a la crisis climática que enfrentamos, evidencia la necesidad urgente de tomar medidas para mitigar los efectos del calentamiento global y promover la sostenibilidad ambiental. Es fundamental que los gobiernos, instituciones y la sociedad en su conjunto tomen conciencia de la importancia de adoptar acciones que contribuyan a frenar el cambio climático y preservar nuestro planeta para las generaciones futuras.

Informe revela que el invierno pasado fue el segundo más cálido desde 1961

La delegada del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Milagros Tolón, junto a la delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Eroteida Sánchez, han presentado el informe sobre el invierno meteorológico en la región 2023-2024 y el avance de la previsión para la primavera 2024.

Según los datos recogidos por la Aemet, el pasado invierno ha sido el segundo más cálido desde 1961, año en el que se comenzaron a registrar datos. El más cálido fue el pasado invierno de 2019-2020.

La temperatura media fue de 7,8 grados en Castilla-La Mancha, siendo los episodios de temperaturas más altos a finales de enero. El primer mes de 2024 fue extremadamente cálido, siendo la media de 8 grados (2,8 por encima de la media). Chinchilla, en Albacete, registró el pico de temperatura más alto de enero.

Pese a que pueda resultar contradictorio, debido a las altas temperaturas, fue un invierno húmedo. La precipitación media fue de 127,1 litros por metro cuadrado. Toledo fue la provincia donde más llovió, siendo el octavo invierno más húmedo del s. XXI.

Durante la estación hubo cuatro borrascas de gran impacto. Irene y Juan, en enero, y Karlotta y Louis, en febrero. Los datos más destacados de estos fenómenos meteorológicos son: Irene dejó 93 kilómetros por hora en Los Llanos (Albacete) el 14 de enero; Juan presentó precipitaciones de 66,4 litros por metro cuadrado en El Robledo (Ciudad Real) el 18 de enero; el 8 de febrero hubo precipitaciones que recogieron 40,8 litros por metro cuadrado en el Pantano el Vado (Guadalajara), debido a Karlotta; y, Louis trajo vientos de 85 kilómetros por hora en Toledo el día 25.

Para la primavera se prevé que sea cálida, cuanto más al sur de Castilla-La Mancha más lo será. Para este año hay una probabilidad cercana al 70% de que así sea. En cuanto a las precipitaciones no se muestra significatividad, por lo que puede ser tanto seca como húmeda.

Desde la Aemet recuerdan que las predicciones se basan en modelos estimatorios. De esta forma, según avancen los días la previsión será más cercana a la realidad y recuerdan a la ciudadanía consultar el tiempo según se acerquen las fechas.

Patricia Calvo

Hola, soy Patricia, periodista de la página web Diario de Toledo, un periódico independiente de actualidad en Toledo. Con más de 10 años de experiencia en el periodismo local, me apasiona contar historias que reflejen la vida y la comunidad toledana. Mi compromiso es informar con veracidad, ética y objetividad, buscando siempre la verdad en cada noticia que escribo. Mi objetivo es acercar la información de manera clara y concisa a nuestros lectores, manteniendo siempre la calidad y la rigurosidad en mi trabajo periodístico. ¡Gracias por seguirnos en Diario de Toledo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información