«Es necesario explorar nuevas maneras de expresar la creatividad»

La noticia titulada «Hay que buscar nuevas formas de expresarse creativamente» hace eco de la necesidad imperante en la sociedad actual de explorar vías innovadoras y originales para manifestar la creatividad. En un mundo en constante evolución, donde la tecnología y la globalización han transformado la manera en que nos comunicamos, buscar nuevas formas de expresión se vuelve fundamental para enriquecer nuestra cultura y fomentar la diversidad artística. La creatividad no conoce límites, por lo que es indispensable explorar nuevas vías de expresión que nos permitan transmitir ideas, emociones y reflexiones de manera única y significativa. Este llamado a la acción nos invita a innovar, experimentar y arriesgarnos en el proceso creativo, contribuyendo así a la construcción de un mundo más creativo y en constante transformación.

«Ellas iban sin sombrero»: Descubre la historia de valientes creadoras españolas

La pintora Maruja Mallo, las poetas Ernestina de Champourcin y Josefina de la Torre, la bailarina Tórtola Valencia y la escultora e ilustradora Marga Gil son cinco valientes creadoras españolas, cuya historia se recoge en la novela gráfica 'Ellas iban sin sombrero'. Con su obra y actitud vital desafiaron los prejuicios contra las mujeres artistas.

Carolina Corvillo presenta novela gráfica sobre mujeres artistas revolucionarias

La guionista del cómic, Carolina Corvillo, hablará de ellas esta tarde, desde las siete, en el Club de Lectura de este mes que organiza la librería Cascaborra de Toledo.

Club de Lectura en Toledo: Carolina Corvillo y la libertad creativa

Carolina, ¿llevas sombrero?

«Hay que buscar nuevas formas de expresarse creativamente»

La verdad es que no, porque creo que me queda mal, no me gusta, aunque si me quedara bien lo llevaría. El 'sinsombrerismo' surgió en los años veinte, en Madrid. Era una forma de rebelión antes las viejas formas, una llamada a la vanguardia, a explorar nuevas formas creativas. Llevar sombrero por la calle era una seña de elegancia.

Ramón Gómez de la Serna publicó varios artículos e hizo un llamamiento a la rebelión desde un punto de vista humorístico y cultural. Básicamente decía que con el sombrero las ideas se abotargaban, que las grandes eminencias de la historia nunca habían llevado sombrero y que por eso habían pasado a la posteridad.

¿Y estas cinco mujeres?

Maruja Mallo, que es una de las mujeres sin sombrero, cuenta una anécdota. Estando con Federico García Lorca, Margarita Manso y Dalí en la puerta del Sol, decidieron quitarse el sombrero, como impulsaba Ramón Gómez de la Serna. La reacción de la gente fue insultarles, tirarles piedras y llamarles «maricones» y se tuvieron que esconder en la puerta del metro.

Maruja Mallo era un poco exagerada, pero me parece muy relevante. Este es el 'mito fundacional' de las sinsombrero. Tània Balló Colell recoge a mujeres de la Generación del 27, artistas, creadoras, escritoras, escultoras, que no han tenido el suficiente reconocimiento. Ella les da el nombre de las sinsombrero en referencia los artículos de Gómez de la Serna y la anécdota de Mallo. No es que fueran un grupo de mujeres que se llamaran a sí mismas las sinsombrero, algunas se conocieron, otras no; pero sí pertenecen a disciplinas artísticas diferentes y forman parte de un movimiento cultural.

¿Por qué no se les da ahora la importancia que merecen?

Ellas sí tuvieron relevancia, pero con el devenir de la historia y el exilio fueron cayendo en el olvido y Tània Balló Colell realizó esta labor de recogerlas a todas. De su obra surge la inspiración para mi novela gráfica.

¿Cómo surgió tu cómic?

Participé en la Residencia de Estudiantes en un tour guiado hace seis o siete años. En una parte del recorrido, una de mis profesoras de Teatro Música, Ana Moreno, apareció disfrazada de Maruja Mallo. Ella tiene una pequeña pieza teatral sobre las sinsombrero, basada también en el libro de Tània Balló Colell y representó a Maruja Mallo contando la historia de estas mujeres. Lo hizo genial.

Y allí fue el primer contacto que tuve con las sinsombrero. A partir de ahí comencé a leer muchísimo sobre ellas. Pasados los años, me puse en contacto con varios artistas y me dieron la idea del cómic, que es un formato que me encanta, en confluencia de la literatura con lo visual, tiene todo lo que me apasiona.

Le planteé el proyecto al editor y creador de Ponent Mon, Amiram Reuveni, y en seguida nos dio el pistoletazo de salida y libertad total.

¿Tus novelas gráficas siempre tocan la mujer?

Mis cómics 'Ellas iban sin sombrero' y 'Maruja Mallo' (que era una sinsombrero) tienen en común esta reivindicación de figura femeninas. Tiene que salir pronto, ya está terminado, el cómic sobre la princesa de Éboli. Está en proceso otro sobre La Bella Otero y estoy escribiendo también sobre Isabel 'la Católica'. Creo que es interesante hablar sobre ciertas figuras femeninas, pero no me quiero dedicar exclusivamente a escribir de mujeres. Si también hay una figura histórica femenina que me interesa, también voy a acercarme, de hecho, las hay.

¿Qué vas a contar esta tarde en la librería Cascaborra de Toledo?

Quiero reivindicar la figura de estas mujeres, que me parecen increíbles, lo que engendraron artísticamente es maravilloso, así que quiero que la gente tenga curiosidad y se asome a sus obras. Aparte, me gustaría transmitir la idea de que la gente ya no lleva sombrero, va como quiere, pero incluso en nuestra época, debido a ciertas situaciones, o incluso la autocensura que parece que nos estamos imponiendo, también es interesante buscar nuevas formas de quitarse el sombrero y expresarse creativamente y con libertad.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

A Toledo volveré a la Feria del Cómic, estoy invitada y estoy encantada. Mientras tanto estoy en proceso de revisión de mi última novela. Aquí siempre tiro por temas un poco más intimistas o con personajes originales ambientados en época actual. La novela de momento se titula 'Eres mala, Jezabel', es un título provisional. Tiene también a una mujer como protagonista, pero con un corte más existencialista y de humor negro, una serie de experiencias en la época actual.

En teatro estoy escribiendo algo en una fase muy primaria.

Daniel Gómez

Soy Daniel, un apasionado experto en periodismo y actualidad, dedicado al Diario de Toledo, un periódico independiente que se destaca por su compromiso con la objetividad y la veracidad en cada noticia que publica. Mi amor por la escritura y la investigación me ha llevado a colaborar activamente en la redacción de artículos que abordan temas relevantes para la comunidad toledana. Mi labor en el Diario de Toledo me permite estar siempre al tanto de los acontecimientos más importantes de la ciudad, así como de sus tradiciones, cultura y eventos destacados. Como parte de este equipo, me esfuerzo por ofrecer a nuestros lectores una información de calidad, rigurosa y cercana a la realidad que les permita estar informados de manera completa y veraz. La pasión por el periodismo me impulsa a seguir aprendiendo y creciendo en este apasionante mundo de la comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información