Hombre condenado a 15 años de prisión por el asesinato de la litrona

En un fallo judicial que ha conmocionado a la opinión pública, se ha dictaminado una sentencia de 15 años de cárcel para el responsable del asesinato de la litrona. Este trágico suceso ha generado gran revuelo en la sociedad, debido a la brutalidad del crimen y a la conmoción que ha causado entre los ciudadanos. La sentencia, que ha sido recibida con alivio por parte de la familia de la víctima, ha sido considerada como un paso importante en la lucha contra la violencia y la impunidad en nuestro país. Las autoridades han destacado la importancia de hacer justicia y de garantizar la seguridad de la ciudadanía, reafirmando su compromiso en la lucha contra la delincuencia. Este caso servirá como precedente para futuros juicios y como recordatorio de la necesidad de combatir la violencia de manera contundente y efectiva.

**Condenado a 15 años de cárcel por asesinato con una botella de litrona**

La sección primera de la Audiencia Provincial ha condenado a Iker Martín a 15 años de prisión por un delito de asesinato y a una indemnización de 74.000 euros al padre y otros 74.000 euros a la madre de la víctima, Abraham Calatrava. Asimismo, extiende la compensación económica a la única hija del fallecido, con otros 98.000 euros.

La magistrada Carolina Hidalgo firmó el 15 de febrero la sentencia por el crimen de La Pueblanueva a la que ha accedido este diario. El jurado había declarado ya culpable de asesinato a Iker tras el juicio celebrado entre el 30 de enero y el 1 de febrero.

De conformidad con el veredicto unánime del jurado, la magistrada ha firmado esta sentencia condenatoria contra Iker. Como la publicada ya por este diario contra su hermano pequeño, Asier, y firmada por el Juzgado de Menores número 1 de Toledo, que condena a este a la pena de siete años y seis meses de internamiento en régimen cerrado, seguido de otros cuatro años de libertad vigilada.

La jueza considera probado que Iker, de 18 años entonces, acordó verse con Abraham el 16 de junio de 2021 hacia las 21:50 horas. para tratar las diferencias por la venta de marihuana, concretamente por una partida de 40 kilos. La víctima llegó en patinete y discutió con el ahora acusado, quien lanzó un puñetazo. «Ahora sí que la has cagado», gritó Abraham en plena huida.

Iker alcanzó a Abraham y comenzó un forcejeo, con la incorporación del hermano pequeño. En la refriega, Iker cogió una litrona y le propinó un fuerte golpe en la cara a la víctima, que ocasionó el hundimiento del globo ocular y un traumatismo craneoencefálico.

Abraham sufrió una pérdida o disminución de conciencia, con la consiguiente indefensión. La sentencia detalla que Iker usó la botella rota que tenía en la mano y produjo a la víctima dos cortes mortales en el cuello. La herida medía 10 centímetros de longitud y cinco centímetros de ancho. Implicó la sección completa de la arteria tiroidea superior izquierda con una obstrucción de la vía aérea por la broncoaspiración sanguínea.

Minutos después, Iker reconoció en una llamada de su madre a la Guardia Civil que creía que había matado a Abraham. Más adelante, ya desde la cárcel, escribió una carta de arrepentimiento. Además, consignó 30.000 euros el 24 de junio de 2022 para hacer frente a parte de la indemnización civil derivada de la comisión del delito.

Abraham e Iker habían consolidado una amistad meses antes de los hechos, pero la disputa por la venta de marihuana desencadenó una animadversión entre ellos en el mes de mayo de 2021. Los mensajes de teléfonos evidencian la rivalidad, como por ejemplo el enviado por el acusado a su novia aquel mismo 16 de junio de 2021: «Vamos por mis muertos k ese va a ver a su hija k tiene dos años en silla de ruedas. Yo no amenazó yo como lo pille no lo voy a matar, pero no se endereza en su vida vamos».

El forense explicó que la herida del cuello fue la causante de la muerte por la sección de la arteria y la penetración de la sangre en las vías aéreas. Eso provocó la asfixia por la aspiración. Enfrentados el agresor y la víctima, este recibió primero el golpe contundente en la cara e, inmediatamente, el corte del cuello, posiblemente con el movimiento del brazo de vuelto tras el botellazo. Fue una muerte rápida, de agonía escasa. El cadáver no tenía sangre en las manos, por lo que infirió que ni intentó taponarse la herida por su nivel de conciencia.

«Concurría este ánimo de matar. Del resultado de la autopsia, se deduce la utilización de una fuerza considerable en el primer golpe», señala la sentencia sobre el lance previo al corte en el cuello. «La zona en la que se produce era claramente de riesgo vital», afirma sobre esta herida.

«La idoneidad del medio empleado en la agresión (botella de cristal), la intensidad del golpe en la cabeza y la parte del cuerpo a la que dirigió la agresión (el cuello) revelan la intencionalidad del acusado y califican su actuación como dolosa y con un inequívoco propósito homicida», expone la jueza, que impone la pena más leve para un delito de asesinato por la apreciación, por parte del jurado, de la atenuante de confesión.

Daniel Gómez

Soy Daniel, un apasionado experto en periodismo y actualidad, dedicado al Diario de Toledo, un periódico independiente que se destaca por su compromiso con la objetividad y la veracidad en cada noticia que publica. Mi amor por la escritura y la investigación me ha llevado a colaborar activamente en la redacción de artículos que abordan temas relevantes para la comunidad toledana. Mi labor en el Diario de Toledo me permite estar siempre al tanto de los acontecimientos más importantes de la ciudad, así como de sus tradiciones, cultura y eventos destacados. Como parte de este equipo, me esfuerzo por ofrecer a nuestros lectores una información de calidad, rigurosa y cercana a la realidad que les permita estar informados de manera completa y veraz. La pasión por el periodismo me impulsa a seguir aprendiendo y creciendo en este apasionante mundo de la comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información