Los hombres ganan 3.742 euros más al año que las mujeres

De acuerdo con el titular Las mujeres cobran 3.742 euros menos al año que los hombres, se revela una realidad preocupante en cuanto a la brecha salarial de género que persiste en nuestra sociedad. Este dato alarmante pone de manifiesto una inequidad salarial que afecta directamente la igualdad de oportunidades laborales entre hombres y mujeres. La cifra mencionada refleja una disparidad significativa en los ingresos percibidos por ambos géneros, evidenciando la urgente necesidad de implementar medidas que promuevan la equidad salarial. Es imperativo abordar esta problemática desde una perspectiva de justicia social y de género, con el objetivo de garantizar un trato equitativo en el ámbito laboral y erradicar cualquier forma de discriminación basada en el sexo.

**Brecha salarial en Castilla-La Mancha: Mujeres necesitan ganar 3.742 euros más al año**

En Castilla-La Mancha la brecha salarial media entre hombres y mujeres es del 15%, un punto menos que el año anterior y tres puntos menos que a nivel estatal, que se sitúa en el 18,6%. Aún así, las mujeres castellanomanchegas tendrían que ganar 3.742 euros más al año para igualar su salario anual al de los hombres. Este es el principal dato que se extrae del VII Informe sobre la brecha salarial en Castilla-La Mancha, elaborado por Comisiones Obreras (CCOO).

La brecha salarial de género se explica, argumentó la secretaria de Mujeres y Políticas LGTBI del sindicato, Rosario Martínez, por tres componentes: la desigualdad a priori, ya que las mujeres parten de una peor situación a la hora de afrontar su vida laboral; la desigualdad durante, es decir, la que soportan las mujeres a lo largo de su trayectoria profesional; y la desigualdad a posteriori, esto es, la brecha en las pensiones. Actualmente, añadió la técnico en Igualdad de CCOO, Castilla-La Mancha tiene la brecha salarial más baja de los últimos años, aunque continúa siendo «injusta y discriminatoria».

En una década se ha pasado de una brecha del 21% al 15% y esto se debe, entre otros factores, a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), a la reforma laboral y al Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva. Cervantes lamentó que la parcialidad en el empleo sigue castigando especialmente a las trabajadoras. De las 368.000 mujeres ocupadas, el 25,1% tiene un contrato a tiempo parcial. Entre los hombres, el porcentaje de jornadas parciales baja hasta el 5,7%.

Del mismo modo, subrayó que el 88,7% de las excedencias por cuidado de hijos el año pasado fueron cogidas por mujeres. En total reclamaron este derecho 3.145 trabajadoras frente a 86 hombres. En el caso de las excedencias por cuidado de familiares, el 75,29% son de mujeres. Otro de los datos de este informe y que explican la brecha salarial es que el 38% de las mujeres en situación de inactividad lo están por dedicarse a tareas del hogar, frente a menos del 6% entre los hombres.

La base de cotización media de las trabajadoras en la región es de 1.747 euros, un 14,2% menos que los hombres (2.035 euros). Complementos masculinizados. Otra de las causas de esta brecha son los componentes salariales, que están «masculinizados», explicó Martínez, y que suponen en torno a un 30% del salario de los hombres.

Respecto a la tasa de empleo, la de las mujeres se sitúa 15 puntos por debajo de la de los hombres (43,7% frente al 58,53%). En el caso de tener hijos esta diferencia aumenta, siendo la de los hombres del 90% y la de las mujeres del 70%.

El informe incluye además una serie de propuestas, en concreto 45 medidas a adoptar desde diferentes ámbitos que «posibilitarían esa reducción necesaria y deseada para la consecución de una sociedad justa y democrática», señaló la secretaria de Mujeres y Políticas LGTBI. Así, el sindicato plantea acciones desde la educación que «es uno de los instrumentos más importantes para lograr la igualdad», subrayó Martínez, la corresponsabilidad, apostar por un fortalecimiento de los servicios públicos que posibiliten el acceso de las mujeres al empleo en igualdad de oportunidades, la aprobación de una Ley autonómica de igualdad retributiva y contra la brecha salarial o la obligatoriedad de que las empresas de más de 50 trabajadores negocien un plan de igualdad. De hecho, de las 608 empresas obligadas a contar con ellos, tan solo lo tienen registrado 367.

Daniel Gómez

Soy Daniel, un apasionado experto en periodismo y actualidad, dedicado al Diario de Toledo, un periódico independiente que se destaca por su compromiso con la objetividad y la veracidad en cada noticia que publica. Mi amor por la escritura y la investigación me ha llevado a colaborar activamente en la redacción de artículos que abordan temas relevantes para la comunidad toledana. Mi labor en el Diario de Toledo me permite estar siempre al tanto de los acontecimientos más importantes de la ciudad, así como de sus tradiciones, cultura y eventos destacados. Como parte de este equipo, me esfuerzo por ofrecer a nuestros lectores una información de calidad, rigurosa y cercana a la realidad que les permita estar informados de manera completa y veraz. La pasión por el periodismo me impulsa a seguir aprendiendo y creciendo en este apasionante mundo de la comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información