El sector agrícola ha expresado su límite y los demás deberíamos hacer lo mismo

El campo ha dicho basta y los demás deberíamos decirlo igual. En medio de un panorama marcado por la crisis climática y la presión sobre los recursos naturales, el sector agrícola alza la voz para denunciar la urgencia de adoptar medidas concretas y sostenibles. Este llamado a la acción se fundamenta en la necesidad imperante de preservar el equilibrio ecológico y garantizar la viabilidad de las generaciones futuras. Con un firme mensaje de responsabilidad ambiental y sensibilidad hacia el entorno, el campo reclama un compromiso compartido por parte de la sociedad en su conjunto. Es momento de escuchar este llamado y asumir la responsabilidad colectiva de proteger nuestro planeta para las futuras generaciones.

Index

Patronal de Toledo respalda movilizaciones del campo y defiende marco argumental

La patronal toledana respalda las movilizaciones del campo y defiende el marco argumental del sector primario. Desde Fedeto alaban la «valentía» de los tractoristas que acumulan dos semanas de protesta en las principales carreteras españolas y toman como propias las reivindicaciones de sus profesionales. «Tienen una razón absoluta, sin paliativos», proclama Manuel Madruga, secretario general de la organización empresarial de la provincia.

Imagen 0

Empresarios toledanos apoyan protestas agrarias y critican competencia desleal internacional

El campo ha dicho basta y todos los demás deberíamos decir lo mismo», apunta Madruga. El responsable de Fedeto aplaude el mensaje que los agricultores están trasladando al conjunto de la sociedad. «España y los países de la Unión Europea no podemos importar productos manufacturados, elaborados y procesados con mano de obra esclava», remarca. La competencia de terceros países cristaliza en la llegada de mercancía de bajo coste, una realidad que distorsiona el mercado y empuja a las actividades agrarias a la ruina.

Madurga critica que las jornadas laborales en estos países alcancen «hasta 14 o 16 horas» por un puñado «de euros al día». Las indecentes condiciones de los trabajadores, además de los menores estándares sanitarios que sus productos deben cumplir, propician el agravio comparativo.

Madurga comprende la respuesta de los agricultores ante la amenaza exterior. «Les están abocando a ser también esclavos por todos los condicionantes que se les ponen», añade. La disparidad de criterios vuelve «incompetentes» a las explotaciones locales.

Fedeto propone «corregir» los acuerdos suscritos con aquellos países cuyas directrices laborales y fitosanitarias permiten la producción de bienes a un precio muy inferior al que se pueden permitir los empresarios agrícolas locales. Asimismo, reclama el final de otras medidas, «obligaciones innecesarias y absurdas», como el cuaderno digital, una propuesta que solo sirve «para tener controlado al agricultor».

El secretario general de los empresarios toledanos afea la existencia de «determinados compromisos adquiridos con determinados países», unos acuerdos por los que España se compromete a una regulación impuesta por «verdes de salón» que perjudica su productividad. Al mismo tiempo, ciertos acuerdos comerciales implican la compra de algunas referencias que también se producen en el territorio nacional, lo que perjudica a los agricultores locales.

Madruga estima que la mala situación del campo es «fiel reflejo de lo que ocurre en otros sectores». Entre el empresariado preocupa el futuro de un sector sensible que se constituye como la «base» de la pirámide productiva. El relevo se atisba improbable por las «malas condiciones y porque sus hijos no quieren ser empresarios del campo».

La patronal plantea reglas para una forma de globalización que consideran lesiva y alertan de la presencia de otros poderes, como los fondos de inversión, que ejercen una influencia negativa en el mercado. «Tenemos que cuidarnos a nosotros mismos», añade Madruga. «No puede ser que cuanto más trabajen más pierdan; si no hay una pronta solución, esto va a ir a más».

Daniel Gómez

Soy Daniel, un apasionado experto en periodismo y actualidad, dedicado al Diario de Toledo, un periódico independiente que se destaca por su compromiso con la objetividad y la veracidad en cada noticia que publica. Mi amor por la escritura y la investigación me ha llevado a colaborar activamente en la redacción de artículos que abordan temas relevantes para la comunidad toledana. Mi labor en el Diario de Toledo me permite estar siempre al tanto de los acontecimientos más importantes de la ciudad, así como de sus tradiciones, cultura y eventos destacados. Como parte de este equipo, me esfuerzo por ofrecer a nuestros lectores una información de calidad, rigurosa y cercana a la realidad que les permita estar informados de manera completa y veraz. La pasión por el periodismo me impulsa a seguir aprendiendo y creciendo en este apasionante mundo de la comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información