La Junta activa el Plan de Emergencia por Inundaciones en Ciudad Real

La Junta de Castilla-La Mancha ha tomado medidas preventivas ante el riesgo de inundación en la provincia de Ciudad Real, activando el Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones en Castilla-La Mancha (PRICAM). Ante las previsiones meteorológicas adversas que anuncian fuertes lluvias en la región, se ha decidido poner en marcha este plan para minimizar los posibles impactos de las crecidas de ríos y arroyos. Esta acción coordinada entre las autoridades locales y regionales tiene como objetivo principal proteger a la población y sus bienes ante la amenaza de inundaciones. Se insta a la ciudadanía a seguir las indicaciones de las autoridades y mantenerse informada a través de los canales oficiales para garantizar su seguridad y bienestar.

Activado el PRICAM en Ciudad Real por riesgo de inundación en Fernán Caballero, Gobierno regional activa Plan de Protección Civil ante posible desborde del río Bañuelo

La Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, ha activado en fase de alerta el Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones en Castilla-La Mancha (PRICAM) en la provincia de Ciudad Real.

El PRICAM fue activado a las 22:00 horas de ayer ante el riesgo de inundación de la localidad ciudarrealeña de Fernán Caballero, debido al posible desborde del río Bañuelo, como causa de las intensas lluvias caídas en las últimas horas y ante la probabilidad de que dichas precipitaciones puedan continuar durante el día de hoy.

La activación del PRICAM en fase de alerta se enmarca dentro de la acción integral del Gobierno regional para, de forma coordinada y mediante la optimización de los recursos, ofrecer una respuesta planificada ante cualquier situación de emergencia. De hecho, desde el Servicio de Emergencias 112 se iniciará un seguimiento de las incidencias que se puedan producir.

Consejos. Ante esta situación, se solicita a los vecinos de la zona que retiren del exterior de la vivienda, aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua. Que revisen, cada cierto tiempo, el estado del tejado, el de las bajadas de agua de edificios y de los desagües próximos.

Así mismo, deben colocar los documentos importantes y, sobre todo, los productos peligrosos, en aquellos lugares de la casa en los que la posibilidad de que se deterioren por la humedad o se derramen, sea menor. En el caso de que se llegase a inundar la vivienda, que abandone cuanto antes los sótanos y plantas bajas y desconecten la energía eléctrica.

En la calle, además, deben evitar estacionar cerca de los cauces y no circular con el vehículo en zonas de vaguadas o que puedan verse afectadas por una riada, especialmente aquellos tramos de caminos o carreteras que ya estén inundados.

Por último, se recuerda que en caso de emergencia deben llamar al teléfono 112, a la vez que se invita a todos los ciudadanos a hacer un uso racional del mismo.

Manuel Marín

Soy Manuel, un periodista apasionado por la actualidad toledana que trabaja en el Diario de Toledo, un periódico independiente que busca informar con veracidad y objetividad. Mi misión es investigar, redactar y publicar noticias relevantes para nuestra comunidad, siempre manteniendo la ética profesional y la responsabilidad periodística. Con compromiso y dedicación, busco transmitir la información de forma clara y precisa, contribuyendo así al debate público y a la pluralidad de opiniones en nuestra ciudad. ¡El periodismo es mi pasión y en el Diario de Toledo encuentro el espacio perfecto para ejercerlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información