La rutina continúa inalterada

La vida sigue igual

:

En medio de un mundo en constante cambio, la noticia que nos llega es que la vida sigue igual. Esta afirmación, en apariencia sencilla, encierra un profundo significado en nuestra sociedad actual. A pesar de los avances tecnológicos, las crisis globales y los acontecimientos inesperados, hay aspectos de nuestra vida cotidiana que permanecen inalterables. Esta noticia nos invita a reflexionar sobre la resiliencia de las personas ante las adversidades, la importancia de los valores tradicionales que nos guían y la necesidad de encontrar estabilidad en un mundo cada vez más incierto. La vida sigue igual nos recuerda que, en medio del caos, siempre hay un hilo conductor que nos mantiene unidos y nos da esperanza para el futuro.

Imagen 0

Fernando Adrián destaca en la Feria del Milagro de Illescas con su temple y valor

La temporada taurina comienza con el brillante desempeño de Fernando Adrián. La temporada 2024 sigue como acabó la 2023. Fernando Adrián continúa en un estado de gracia rotundo y mostró una gran dimensión en la Feria del Milagro de Illescas. El madrileño atesora temple, gusto y valor, ingredientes fundamentales para estar ante un torero de ferias grandes.

Los cuatro faroles de rodillas de Fernando Adrián mostraron que no vino a pasar el rato. El quite, el inicio por estatuarios y las primeras tandas dejaron claro que el madrileño no quería dejar de dar un toque de atención al orbe taurino cuando todo el toreo miraba a los dos gallos que le escoltaron en el paseíllo. Supo dejársela y aguantar cuando el toro vino a menos, incluso cuando le lanzó un derrote levantándole del suelo. Garra y encaje. En la corta y en la larga. Al natural y en las ceñidísimas bernadinas. Con la espada un cañón, un tanto desprendido, pero que hizo enloquecer a la plaza. Dos del tirón y honra al brindis a su apoderado.

El comienzo de faena al quinto aunó temple, valor y ritmo. Desde los medios y tras brindar al respetable, F. A. acarició las embestidas del de Daniel Ruiz dejándosela muy puesta y corriendo con suavidad la mano. Los olés se escucharon en Madrid, Valencia y Sevilla, pero no sabemos si también en los despachos. Mientras Adrián a lo suyo, apretando por bajo y corriendo la mano por el derecho. Pasándoselo cerca y llevándolo toreado. Faena importante y extensa de metraje que provocó el conato de indulto. No debiera confundirse el premio al torero con las bondades del toro. Se tiró a matar, pinchó y dejó media de rápido efecto, que desdibujó una faena rotunda por dilatar la suerte suprema. Oreja.

Manzanares se mostró muy a gusto con el toro que abrió la tarde. Animal de recorrido pero sin fuerzas con el que el alicantino tiró líneas y se encajó. Lo cuidó a media altura y pronto sonó la música. Se mostró cómodo con un animal que colocaba bien la cara y que dio juego idóneo para el toreo elegante de Josemari. Mató de entera y descabello y paseó un trofeo. Ante el cuarto no se dio coba y lo pasó con el capote y prácticamente hizo lo mismo con la muleta. No terminó de apretarse ni comprometerse, aprovechando las inercias para vaciar hacia afuera los muletazos hasta que se aburrió el burel, y casi hasta al público. La estocada fue lo mejor y rápido dio con el toro en el suelo. Petición suficiente y otra oreja al esportón.

El tercero se partió el pitón tras el tercio de varas. Bonito y hechurado Roca Rey se encajó en el recibo y echó el pecho para adelante. Corrió turno Andrés y salió un animal con más cuajo. Con la muleta lo apretó desde el principio y en el segundo muletazo lo quebró. Mejores inicios que finales y embestidas rebrincadas. No fue faena de toreo fundamental, que incluso fue protestado, sino más bien de circulares invertidos y cercanías encimistas. División de opiniones antes de tomar la tizona, que viajó caída y todo quedó en ovación.

El sexto era el reseñado como sobrero y contaba con mayor trapío que sus hermanos. De preciosa hechura, el colorado no permitió a RR acoplarse con él en el saludo. Ni en el amago de quite. Brindó al público y no hizo caso a que cayera boca arriba. Toreo muy efectista y de cercanías ante un animal que se vino a menos muy pronto y al que el peruano exprimió al máximo. Leves protestas por extenderse y luego pinchó, descabelló, escuchó un aviso, mientras que la gente desfilaba a mares por las bocanas de los tendidos.

Daniel Gómez

Soy Daniel, un apasionado experto en periodismo y actualidad, dedicado al Diario de Toledo, un periódico independiente que se destaca por su compromiso con la objetividad y la veracidad en cada noticia que publica. Mi amor por la escritura y la investigación me ha llevado a colaborar activamente en la redacción de artículos que abordan temas relevantes para la comunidad toledana. Mi labor en el Diario de Toledo me permite estar siempre al tanto de los acontecimientos más importantes de la ciudad, así como de sus tradiciones, cultura y eventos destacados. Como parte de este equipo, me esfuerzo por ofrecer a nuestros lectores una información de calidad, rigurosa y cercana a la realidad que les permita estar informados de manera completa y veraz. La pasión por el periodismo me impulsa a seguir aprendiendo y creciendo en este apasionante mundo de la comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad de la navegación y recopilar información. Las cookies no se utilizan para recopilar información personal. Si acepta esta función sólo se instalarán las cookies que no sean imprescindibles para la navegación. Más información